martes, 23 de mayo de 2017

LA PAPILLA DE MI ABUELA {MAICENA, LECHE Y AZÚCAR}

LA PAPILLA DE MI ABUELA {MAICENA, LECHE Y AZÚCAR}
Sí, lo confieso, me encantan las papillas dulces.
Hace tiempo que no me 'regalaba' una papilla, y llevaba unos días pensando en la que me hacía con tanto mimo y cariño mi 'yaya' querida cuando era pequeña.
Simple, económica pero qué rica estaba.
Hoy he querido adaptarla a la Thermomix. Te confieso que no sabe igual, pero me ha trasladado a una época donde no habían problemas, y cada día brillaba el sol.
Espero que te guste.
Con esta receta me despido durante una temporadita. Descanso vacacional y desconexión, pero a la vuelta volveré con nuevas recetas que espero te gusten tanto como a mí.
Feliz verano.
Sil
PARA 1 RACIÓN:
♥180 gr. de leche sin lactosa (130ml.+50ml.)
♥20 gr. de maicena
♥2 cucharaditas de azúcar (al gusto)

  • Coloca sobre el vaso de la Thermomix un vaso y pesa 50 ml. de leche. A continuación añade 20 gr. de maicena y diluye con ayuda de un tenedor. Reserva.

  • COLACA LA MARIPOSA en el vaso y añade 130 ml. de leche. PROGRAMA 2 MINUTOS / 100ºC / VEL. 2,5.
  • Pasado este tiempo, NO RETIRES LA MARIPOSA y añade la mezcla del vaso y 2 cucharaditas de azúcar.
  • PROGRAMA 4 MINUTOS / 100ºC / VEL. 4.
  • Retira a un bol y espera que temple. Espesará cuando repose unos 5 MINUTOS

19 comentarios:

  1. ¡Ay Silvia! Cuántas bocas han alimentado este tipo de papillas, en nuestra época, no había tanta cantidad de productos infantiles, y nuestras madres, hacían estas papillas para sacarnos adelante, además del famoso pelargón, en el caso de no poder ser mamás lactantes.
    A mi me encantaba cuando mi hermana Pilar nació, nos llevamos 9 años, y aunque ya había más productos disponibles, ¿quién no recuerda los potitos bledine?; mi madre le solía hacer algunas veces la maicena, y siempre me dejaba una cucharadita para que la probara ¡qué buena!
    Bueno me voy ya que me pongo nostálgica y parce que soy mayor, jajaja...
    Besitos y que pases una felices vacaciones.

    ResponderEliminar
  2. Cuantas veces comi de pequeña estas papas ,y ya cuando era mas mayor mi abuela se las hacia a mi abuelo muchas noches para cenar y cuando estabamos nosotros alli de vacaciones tambien las comiamos.
    No las he echo nunca en la thermomix a mi hijo se las hice muchas veces cuando era pequeño en la vitroceramica y el sabor no era como las que haacia mi abuela en la cocina de leña ,que tendran esas cocinas y las manos de las abuelas que no hay manera de hacer las cosas igual que ellas.
    Te han quedado divisimaaaaaaaaas y me has puesto los dientes largos asi que igual me preparo unas pocas para mi esta noche.
    Disfruta de tus vacaciones nos vemos a la vuelta.
    Bicos mil y feliz verano wapisima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ricas sabían ¿verdad?, ains, lo bonito es recordarlo con cariño. Ahora ni la leche es tan natural y el cariño con el que las preparo no es el de mi abuela.
      Un besín Chus

      Eliminar
  3. No sabes los recuerdos que me trae esta rica papilla.... Me encantaba!feliz verano, guapísima. Descansa y pásate lo muy bien.besos

    ResponderEliminar
  4. Sil, qué interesante esta papilla. La verdad es que nunca la tomé. Eso sí, te comprendo perfectamente cuando hablas de retrotraerte a la infancia a través de este plato por todo lo que conlleva. Seguro que está buenísima esta papilla.
    ¡Feliz verano, preciosa! Que descanses y lo pases de maravilla.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Sil!! Pues yo creo que esta papilla no la he comido nunca, y si mi madre me la hizo, te aseguro que no probaría ni la primera cucharada. Yo he sido muy mala comedora, a mi pobre madre la llevaba loca y compraba todo tipo de papillas para ver cual me gustaba porque ni una, ni casera ni comprada, me gustaba. Mis hermanos, como son bastante más mayores que yo, se ponían alrededor de la mesa para ver si la comía o no, y nada más ver que yo hacía guiños con la primera cucharada, le decían a mi madre: "si no la quiere, este tampoco le gusta". Pero era porque mi madre les solía dar la papilla que me sobraba por no tirarla. Ellos me han contado muchas veces que les gustaba mucho todas las papillas que me compraban y estaban deseando que no me gustara para poder comérsela ellos, ja, ja. Y por lo visto se las tenía que dar toda las veces. Y es que mi madre se desesperaba viendo que no comía nada y me engargantaba la comida. Fue horrible, no me dejaron en paz hasta que nació mi hermana pequeña, y yo ya era mayorcilla para que siguieran metiéndome la cuchara sin yo querer. Así me pasó, que siempre he tenido muy mala relación con la comida y no ha sido hasta hace poco que me he conciliado con ella y he aprendido a comer mejor.
    La típica papilla de frutas si que me gusta, pero no me di cuenta de que me gustaba hasta que trabajé en ocasiones puntuales en una guardería de Cruz Roja. Reconozco que me enganché a ella, que después me hacía yo en casa para merendar la famosa papilla, con la galleta y el plátano, eso si, lo tenía que llevar siempre. Y ahí fue cuando mi madre me dijo que le parecía mentira que me gustara, porque ella me hizo miles de veces y se la terminaban comiendo mis hermanos porque no había manera. En fin, la lata que le habremos dado a nuestros padres de pequeños.
    Quién sabe, quizás pruebe la tuya y ahora me haga adicta a ella, je, je.
    Con la thermomix, por lo menos, te la deja sin un solo grumo, la textura es perfecta. Besitos y a descansar. Nos vemos a la vuelta, por supuesto, espero que vengas con las pilas muy cargadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay Isabel, es que yo he sido tan buena 'comedora', nunca rechistaba y me comía todo lo que me ponían.
      Siempre fui muy buena niña (eso es lo que me dijeron), y luego en la adolescencia ya me rebelé, como la mayoría de chicos.
      Así que yo me veo reflejada pero en tus hermanos jajaja. Cuando le daban las papillas a mis primos se me ponían los ojos como huevos jajaja, y deseaba que no la comieran por completo.
      En otras ocasiones, me hacía una para mí, porque las de cereales me encantan. Recién casada recuerdo que compré un bote de papilla de cereales y tan feliz.
      Sí, recuerdo tu paso por la Cruz Roja, entre otras cosas hizo que te reconciliaras con la papilla jiji., yo me alegro porque está tan rica...
      Esta papilla no tiene secreto alguno, se añade la leche a un cazo, una vez rompa a hervir se añade la maicena disuelta en leche y el azúcar 'al gusto', sin parar de remover hasta nuevo hervor y listo. Se toma templada.
      Bueno las fotos no quedaron bien pero ya sabes que no soy muy creativa, mi asignatura pendiente.
      Pasa un feliz verano. Hasta pronto.
      Besos

      Eliminar
  6. Menos mal que he venido a ver esta papilla rica y llena de nostalgia, porque así te despido deseándote que pases unas felices vacaciones, que disfrutes y que nos regales nuevas recetas a la vuelta.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa,
      Sí, una papilla llena de amor y nostalgia. Con ella me despido durante una temporadita.
      Nos vemos a la vuelta.
      Disfruta del veranito.
      Besotes,
      Sil

      Eliminar
  7. Holaaa! Cómo no haber probado esta papilla, ainsss qué rica!! Mi abuela y mi madre nos las hacían de pequeños a mi hermano y a mí. Estaba tan buena!! ya creo que nadie las hace, así que has hecho bien en traerlas al blog. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien Elisa!, no todas mis amigas la conocían, así que me hace ilusión que la hayas probado y que te gustara.
      Recordando viejos tiempos.
      Un besito guapa

      Eliminar
  8. Hola!! pues me dan ganas de ponerme a hacerla... no la habré comido desde pequeña, jeje. me ha encantado que lo publiques y nos lo recuerdes :) Un beso!!!
    Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo hacía muuuuchos años que no la hacía pero me sigue gustando, aunque no sabe igual que la que me hacía mi yaya, seguramente será por la leche y el cariño con que ella la preparaba.
      Gracias por tu correo. Disfruta del verano e intenta desconectar.
      Hasta pronto Silvia,
      Besitos

      Eliminar
  9. Una papilla con historia ¡sí señora! Una bonita despedida estival.

    Esta papilla no se la hemos hecho a Lara que no es que sea mala para comer, pero tampoco buena. Los cereales "comerciales" no le han gustado mucho y por tanto la papilla de cereales era un suplicio dársela, pero yo soy muy práctica y se la suprimí rápidamente porque acababa pringada de papilla hasta el pelo en algunas ocasiones y me daba mucho asco lo pringosa que era.

    Con las papillas saladas (o lo que es lo mismo purés y cremas) tenemos mejor relación. Todas las hacemos en casa, no hemos tenido que comprar potitos hasta el momento, pero por mucho que le demos alimentos sólidos no hace ni por acercárselos a la boca ¡parece que le estuviéramos ofreciendo veneno!

    A ver si un día mi madre se anima y nos prepara esta papilla para Lara y para todos que para eso ahora es ella la abuela

    ¡Besos mil y felices vacaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué rica la papilla de cereales!, y la de frutas!, jajaja, es que me encantan.
      La verdad es que hay que hacer un master para salir ileso de pringe papilloso cuando te harmas de valor para dar una papilla a un bebé. jajaja.
      Esta papilla no tiene secreto alguno, se añade la leche a un cazo, una vez rompa a hervir se añade la maicena disuelta en leche y el azúcar 'al gusto', sin parar de remover hasta nuevo hervor y listo.
      Dejar templar.
      A ver si qué tal os sabe...
      Un besote Cuca, feliz verano.
      Hasta pronto,
      Sil

      Eliminar
  10. Hola otra vez!! No conozco esta papilla, yo comía pero de fruta. Tengo curiosidad de saber cómo sabe... 😏 Me encantan estos platos que te traen a años luz, cuando todo era maravilloso y sin preocupaciones... Y si se trata de plato de personas tan entrañables para nosotras más que mejor! Tengo algunos así también, para mi son "las patatas de la abuela ".
    Bueno Sil, te deseo unas muy Felices vacaciones y mientras tanto si quieres me dejas tu thermomix jajaja!! Un besazo guapi, te echaré de menos por aquí 💗

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las papillas de frutas me chiflan, qué ricas están. Esta papilla se toma templada y mi abuela me la preparaba cuando era chiquitita.
      Un día que te apetezca la pruebas. La preparas en un cazo y no tiene ningún secreto.
      Te dejaría mi Thermomix sin problema alguno. A ver si este año 'cae', tú pórtate muy bien que sabes que los Reyes Magos lo ven todo...
      Un besito, hasta pronto

      Eliminar
  11. La famosa papilla de toda la vida, decía mi abuela que yo la he comido, pero no me acuerdo, jeje seria muy pequeña.
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Umm, qué rica la papilla! qué tiempos más bonitos pero ahora siempre se puede recordar el cariño con que nos la preparaban y hacerla nosotras mismas, claro que sí!
    Un beso y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Translate